Desde el 2014 empecé a utilizar el ‘video arquitectónico’ como una manera de documentar diferente a la fotografía fija ya que a pesar de tratarse de maneras diferentes de explicar un proyecto, se complementan entre sí.

Hay situaciones en que la fotografía me interesará más ya que me permite ser más subjetivo e intencionado en lo que decido mostrar y lo que no, con el fin de transmitir mejor una idea, un concepto o las intenciones del proyecto.

En cambio, el video nos proporciona una información adicional que la fotografía no nos puede dar, como la incorporación del sonido ambiente, movimientos de cámara a través de travellings para mostrar la relación entre dos espacios contiguos, o elementos temporales como puede ser un time-lapse.

No obstante, la finalidad del trabajo sigue siendo el transmitir y sugerir sensaciones sin dejar de explicar el proyecto. Por ello la manera de posicionarme es muy similar en ambos casos buscando apoyarme en la geometría del proyecto para obtener encuadres interesantes y estudiar mucho el punto de vista en todas las tomas.

Trabajar con ópticas descentrables tipo Tilt-Shift es algo imprescindible para obtener la estética ‘arquitectónica’ que busco. De esta manera puedo realizar desplazamientos del sensor dentro del círculo de proyección de la lente manteniendo en todo momento la verticalidad de las aristas. En contra, si trabajamos con ópticas fijas, al inclinar la cámara para realizar un paneo vertical, las verticales convergen y no se consigue la estética ‘arquitectónica’ que busco en todos los trabajos que realizo.

Equipamiento multifuncional Fondo

Dirigido filmado y editado: Simón García

Música y diseño del sonido: Lucas Ariel Vallejos

Arquitectos: Pich-Aguilera

Premios: Tercer puesto en el concurso de Micrometrajes del Festival internacional de cine y arquitectura de Asturias.

+info: Entrada al blog donde explico diferentes aspectos del video